Artículo

¿Se pueden enseñar competencias de ciudadanía inclusiva en el marco de la construcción de universidades más sociales?

José Luis Álvarez Castillo, Hugo González González, Gemma Fernández Caminero, Luis del Espino Díaz y Carmen María Hernández Lloret, Universidad de Córdoba;
Proyecto seleccionado en la Convocatoria de proyectos de investigación experimental en ciencias sociales

Como parte de su responsabilidad social, las universidades están empezando a dar una respuesta inclusiva, aún tímida, a la diversidad, en su filosofía y en sus prácticas. En el ámbito de la innovación docente, esta tendencia demanda el desarrollo de metodologías efectivas que formen a los estudiantes en ciudadanía democrática e inclusiva, no solo en competencias profesionalizadoras. Con objeto de poner a prueba dos metodologías docentes con componentes activos y cooperativos, dirigidas al aprendizaje de las competencias empática y moral, se llevó a cabo un experimento de campo cuyos resultados avalan la progresión de la competencia moral en un número reducido de semanas. No sucedió lo mismo con la empatía, disposición que no parece responder a un patrón de aprendizaje cortoplacista.
Puntos clave
  • 1
       El alumnado y el profesorado solo muestran un acuerdo ligero con la afirmación de que se están promoviendo actuaciones de atención a la diversidad en las aulas de las universidades españolas (entre la posición neutral [3] y el acuerdo [4], estudiantes y docentes obtienen un promedio de 3,46 y 3,63 puntos, respectivamente).
  • 2
       En el pretest del experimento realizado, el alumnado de primer año manifestó contar con un grado de empatía notable (126,1 sobre 165 puntos posibles), siendo más elevado en las mujeres (127,9) que en los hombres (118,1). En todo caso, las respuestas al test de empatía pudieron estar sesgadas por los roles estereotipados de género.
  • 3
       La metodología docente de carácter activo y con componentes cooperativos utilizada para potenciar la capacidad empática no fue capaz de modificarla durante el período de la intervención (10 horas distribuidas en dos meses y medio). La puntuación media se estancó en torno a los 129 puntos en el grupo en el que se aplicó en exclusiva esta metodología.
  • 4
       La metodología docente de carácter activo y con componentes cooperativos empleada para facilitar el desarrollo de la competencia moral sí demostró ser efectiva. En el grupo de desarrollo moral, la puntuación en la competencia pasó de ser media-baja (13,5 puntos) a media-alta (29,2) en tan solo dos meses y medio (se toman los 20 puntos como referencia del nivel exigible para convivir en una sociedad democrática).

El gráfico muestra, por una parte, que una metodología docente basada en actividades de toma de perspectiva, sintonía afectiva, reflexión grupal e introspección no facilitó el desarrollo de la capacidad empática de estudiantes universitarios de primer año en las 10 horas de la intervención. Un factor que pudo dificultar la efectividad docente habría sido el elevado nivel empático de partida con que los estudiantes dijeron contar, relacionado este a su vez con la composición mayoritariamente femenina de la muestra.

Por otra parte, una metodología docente basada en el planteamiento de dilemas, debate de los estudiantes adheridos a posiciones contrarias, reconocimiento mutuo de los argumentos morales de calidad e introspección sí promovió el desarrollo de la competencia moral en un número de sesiones equivalente al de la intervención empática. La mejora de la competencia fue significativamente mayor en el grupo al que se aplicó en exclusiva esta metodología, si bien se observó una tendencia al alza en los juicios morales del resto de los grupos, probablemente a causa de la convergencia de dos factores: la etapa evolutiva de los participantes y la formación humanística y social de las titulaciones cursadas (Grados en Educación Primaria y Educación Infantil).

Docencia inclusiva en universidades más sociales

Los resultados del experimento ecológico representan un avance en la fundamentación de la enseñanza de la competencia moral en el alumnado universitario de primer año. A partir de aquí, sobre este mismo ámbito de innovación para una docencia inclusiva, habría que extender la investigación a otro tipo de capacidades (comunicación en contextos de diversidad, actitud de responsabilidad social, ética del cuidado, etc.), así como a la integración de las metodologías profesionalizadoras con las de formación en ciudadanía, tanto en la universidad como en entornos comunitarios.

Esta línea, en la que confluye la investigación con la innovación, se integraría en los planes estratégicos de las universidades, con los que estas tienen la capacidad de impulsar su misión social.

Clasificación

Etiquetas

Temáticas

Contenidos relacionados

Convocatoria

Convocatoria para apoyar proyectos de investigación sobre educación y sociedad

El Observatorio Social de la Fundación ”la Caixa” abre una convocatoria para apoyar proyectos de investigación en ciencias sociales en los que se utilicen datos de encuestas cuantitativas sobre la educación y la sociedad en España.

Informe

Desigualdad de oportunidades en el rendimiento educativo en España y Europa

¿Qué hay detrás de las desigualdades educativas? Los factores ajenos a los estudiantes (como género, procedencia o estatus económico y cultural de los padres), explican un 32 % de las diferencias en su rendimiento académico.

Actividad

Ciclo de conferencias en CaixaForum Macaya: “Ecosistemas de aprendizaje: innovación y colaboración educativa”

¿Qué es la formación dual? ¿Cómo puede alcanzarse una verdadera educación inclusiva? ¿Qué debemos entender por plataforma de aprendizaje? Junto con el Institut de Ciències de l’Educació (ICE-UPC) organizamos este ciclo de conferencias para abordar los nuevos ecosistemas de la educación.

Artículo

La formación profesional en Cataluña: rendimiento académico, modalidad dual y género

Mientras las mujeres siguen apostando por grados más sociales, este informe señala que las ocupaciones más necesarias en el 2030 serán las vinculadas a la economía digital.

Infodato

Porcentaje de personas que, en 2017, opinaban que el nivel educativo más alto que habían conseguido era...

El 58 % de la población española opina que ha superado el nivel de estudios del padre y el 64 % piensa que ha superado el nivel educativo de la madre.

También te puede interesar

¿Influye trabajar y estudiar a la vez en la empleabilidad de los titulados?

Artículo

¿Influye trabajar y estudiar a la vez en la empleabilidad de los titulados?


¿Hay posibilidad de obtener un empleo mejor si se ha trabajado antes de obtener una titulación universitaria? Este análisis demuestra que sí, pero solo si ese empleo guardaba relación con los estudios.

¿Ha aumentado el tiempo que los padres dedican a sus hijos?

Artículo

¿Ha aumentado el tiempo que los padres dedican a sus hijos?


Entre el año 2002, un momento de expansión, y el 2010, en plena crisis económica, aumentó el tiempo que las madres y, más aún, los padres dedicaron a sus hijos. A pesar de ello, la brecha de género persiste.

La nueva generación de tecnologías digitales en España

Artículo

La nueva generación de tecnologías digitales en España


¿Sustituirá la nueva generación de tecnologías los empleos más rutinarios? Descubre el impacto de la automatización en el mundo laboral.