Publicador de contenidos

Artículo

¿Por qué los jóvenes no pueden acceder a una vivienda en propiedad?

Guzmán Antonio Muñoz Fernández, Universidad de Córdoba; Adaptación: Àlex Blancafort

La precariedad laboral y los bajos salarios impiden que una buena parte de los jóvenes españoles pueda acceder a una vivienda en propiedad. Ni tienen capacidad para pagar la entrada inicial, ni un trabajo estable para hacer frente a la hipoteca. El alquiler, muchas veces compartido debido a los altos precios, o seguir con la familia son las únicas alternativas para muchos de ellos. Esta tendencia, que comenzó en 2008, no hace sino aumentar cada año.
Puntos clave
  • 1
       Desde el comienzo de la crisis económica se está produciendo un descenso acelerado de jóvenes propietarios: hoy apenas el 26% de los menores de 29 años tiene un piso en propiedad, frente al 54% en 2008.
  • 2
       Para acceder a una vivienda en propiedad, muchos jóvenes tienen, o tendrían, que dedicar más del 60% de sus ingresos mensuales a pagar el préstamo hipotecario.
  • 3
       El 48,9% de los jóvenes menores de 29 años vivían de alquiler en el año 2017, frente al 32,3% en 2008. Los mayores incrementos de precios del mercado inmobiliario se están registrando en los alquileres.
  • 4
       Está emergiendo con fuerza la fórmula de la cesión gratuita. Familiares propietarios de más de una vivienda ceden gratuitamente una de ellas para que los jóvenes se puedan emancipar.
¿Qué posibilidades tienen los jóvenes de adquirir una vivienda?
jovenes+viviendas-01_resumencast.png

Los estándares utilizados por las propias entidades financieras recomiendan no dedicar más del 30%-35% de los ingresos mensuales a afrontar un préstamo hipotecario. Sin embargo, en la actualidad, el porcentaje del salario neto de un hogar unipersonal que debería reservarse para sufragar el importe de la primera cuota hipotecaria por una vivienda libre puede superar el 60%. Por ello, un joven solo puede comprar una vivienda con mucha dificultad.

Hablando de datos poblacionales (medias para jóvenes en España), el salario medio anual para una persona de 16 a 29 años es de 11.161 euros.  Con un préstamo hipotecario a 30 años y a un interés del 2,35%, dedicando el 30% aconsejable del salario neto al crédito, una persona podría optar a una vivienda de 78.289 euros, y un hogar joven con dos salarios a una de 143.595 euros. Pero, aunque depende de dónde se busque, el precio medio de una vivienda en España es de unos 175.000 euros.

Para la mayoría de los jóvenes el importe inicial del precio del inmueble y las garantías que se deben aportar para los créditos hipotecarios son también un  gran problema. Así, la entrada inicial de la compra asciende a 45.366 euros de media, calculados a partir de la estimación de una entrada del 20% del valor de la vivienda y de un 10% adicional para gastos de adquisición Esa cantidad supone 2,2 veces los ingresos anuales totales de un hogar joven que cuenta al menos con dos sueldos.

Clasificación

Etiquetas

Temáticas

Contenidos relacionados

Artículo

Qué necesitan los jóvenes

La juventud identifica como factores clave la salud mental, la situación económica y las relaciones sociales.

Artículo

Jóvenes necesidades específicas ciberacoso

El alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE) muestra una especial vulnerabilidad a sufrir ciberascoso.

Artículo

¿Usan el móvil de forma los jóvenes españoles y los portugueses?

Los jóvenes de ambos países usan el móvil de forma parecida; sin embargo, existen ligeras diferencias entre perfiles que pueden influir en su bienestar.

Artículo

Estilos de apego: los vínculos afectivos condicionan el uso del móvil entre los jóvenes y su satisfacción relacional

Los jóvenes que han establecido vínculos afectivos y emocionales seguros utilizan el móvil mayoritariamente para comunicarse y socializar. ¿Qué ocurre con los jóvenes que lo emplean para evadirse?

Artículo

Las interacciones sociales de los jóvenes: cara a cara, entre amigos y familiares, y poca presencia del móvil

Parece que hemos aceptado que las personas jóvenes se relacionan a través del móvil. Sin embargo, este estudio muestra que dos de cada tres de sus interacciones sociales son cara a cara. ¿Cómo, y por qué, interaccionan los jóvenes?

También te puede interesar

Cesta de la compra y ayudas no condicionadas

Artículo

Cesta de la compra y ayudas no condicionadas


Inclusión social

¿Son saludables las compras de alimentos realizadas por usuarios de las ayudas de la Cruz Roja?

Teletrabajo después de la pandemia

Artículo

Teletrabajo después de la pandemia


Inclusión social

¿La implicación de los hombres en las tareas del hogar aumenta cuando teletrabajan?

Qué necesitan los jóvenes

Artículo

Qué necesitan los jóvenes


Inclusión social

La juventud identifica como factores clave la salud mental, la situación económica y las relaciones sociales.